ENRIQUE VILA-MATAS
 índice     autobiografía     imágenes     obra     traducciones     premios     textos     la vida de los otros     recomendaciones     eventos
EN UN LUGAR SOLITARIO (2011)
Narrativa 1973-1984

Fiennes as Spider
CONTENIDO
Mujer en el espejo contemplando el paisaje
Mujer en el espejo contemplando el paisaje
Tusquets, 1973
La asesina ilustrada
La asesina ilustrada
Tusquets, 1977

Al sur de los párpados
Al sur de los párpados
Fundamentos, 1980
Nunca voy al cine
Nunca voy al cine
Laertes, 1982
Impostura
Impostura
Anagrama, 1984
  1. García Abreu, Alejandro, La inauguración de la Biblioteca Vila-MatasEl Economista, México DF, 24/02/2011.
  2. Jarque, Fietta, Inéditos de V-M, El País, Madrid, 28/02/2011.
  3. Ayala-Dip, J. Ernesto, Los hilos de la ficción crítica, Babelia (El País). 9/03/2011.
  4. Sánchez, Núria, Per a mi un descobriment com a autor, La finestra digital, Barcelona, 16/03/2011.
  5. Thays, Iván, Vila-Matas desde el comienzo, Moleskine Literario. 19/03/2011.
  6. Domínguez Ramos, Santos, Soledad inteligente, Blog En un bosque extranjero. 22/03/2011.
  7. Santaolalla, Susana, Sobre la Biblioteca Vila-Matas, Radio Exterior de España. 24/03/2011.
  8. Jiménez Palencia, Daniel, Vila-Matas, etc. (Diario de lecturas de un joven escritor), Diario crítico. 11/04/2011.
  9. Coral, Víctor, En un lugar solitario, Blog Luz de limbo. Lima. 2/06/2011.
  10. Rodríguez Fischer, Ana, Historia de un destino, Clarin (Asturias), nº 94. Julio - agosto 2011.
  11. Martins, Juan, Hay libros que inspiran miedo, Crítica teatral wordpress, 14/07/2011.
  12. Rodríguez Court, Elisa, Ganar la aurora, fracasando, La Provincia (Las Palmas), 15/09/2011.
  13. La frontera entre China y París, En un lugar solitario, Blog La frontera entre China y París. Enero 2014.
 
En un lugar solitario

EN UN LUGAR SOLITARIO
DeBolsillo (RH Mondadori)
Barcelona, 2011

    Del ya muy remoto año de 1971, que pasé en Melilla como soldado del ejército español, recuerdo muy especialmente los veinte días que estuve internado en el manicomio militar de esa plaza fuerte. Todo habría transcurrido distinto, diría que hasta con cierta normalidad, de no haber sido porque un buen día, a muy primera hora de la mañana –no voy a negar que desesperado-, subí al palomar del cuartel y en pocos minutos me bebí una botella de coñac, fumé varios porros de kif y tomé cinco anfetaminas. Dos horas después, en plena instrucción militar, condicionado por los efectos de la feroz mezcla, lanzaba con potente ímpetu mi fusil a las nubes. Después, farfullé cuatro palabras confusas que el capitán del pelotón intentó descifrar preguntándome, con notable insistencia, qué sucedía. Sí, qué pasaba, parecían estar diciendo también mis compañeros, entre asombrados y aterrados. El fusil había volado muy alto, como si anduviera yo escandalosamente sobrado de fuerzas. Siguieron cinco segundos interminables.
    Dicen que hacerse pasar por inglés es una de las representaciones más difíciles de poner en escena. Pues bien, simular que uno está loco (sin estarlo), también es muy complicado, pero desde luego no lo es tanto si uno -como me ocurría a mí en aquel momento- está loco perdido, loco de verdad.
    -Sucede que tengo demencia –terminé diciendo.
  Solemne, el gordo Canterías, el capitán Canterías del Morral, avanzó lentamente hacia mí y, supongo que buscando de golpe atajar todo aquello, me dijo que los locos nunca decían estarlo (...)

 índice     autobiografía     imágenes     obra     traducciones     premios     textos     la vida de los otros     recomendaciones     eventos
www.enriquevilamatas.com