Enrique Vila-Matas: Impón tu suerte
ENRIQUE VILA-MATAS IMPÓN TU SUERTE 
 índice     autobiografía     obra     traducciones     premios     textos     la vida de los otros     recomendaciones     eventos     fotobiografía
IMPÓN TU SUERTE (2018)
Hopper Playa (foto Vila-Matas) foto Hopperiana
EDICIÓN ORIGINAL
Impón tu suerte, 2018
  Impón tu suerte
  Círculo de Tiza
  Madrid, 2018
BIBLIOGRAFÍA
IMPÓN TU SUERTE es un amplio conjunto de ensayos, artículos y conferencias de Vila-Matas.
Se prepara en Círculo de Tiza para octubre 2018 una segunda edición del libro que contendrá
un Índice de Referencias y un prólogo extenso -introducción- de Mario Aznar.
Ex libris.jpg

Artículos entre ficciones.

(Moisés Mori a propósito de IMPÓN TU SUERTE)

La obra narrativa de Enrique Vila-Matas tiene una singular prolongación en artículos y ensayos, en textos que parecen a veces entresacados de sus novelas, que bien podrían acoplarse a esas narraciones, pues -con independencia del formato- artículos breves, dietarios, ensayos y novelas responden todos ellos a un mismo impulso artístico, llevan las señas de una escritura que no conoce otra ley -ni otra suerte- que la propia, que no atiende por tanto a preceptos o límites sino a la felicidad de la literatura. Y, en realidad, algunos libros suyos, como -valga el ejemplo- Historia abreviada de la literatura portátil, Perder teorías o Marienbad eléctrico, tan distintos (aunque iguales) entre sí, podríamos clasificarlos como diarios, ensayos o novelas, pero -casi mejor- también cabe pensarlos como invención, interrogación, concepto, vanguardia. Clasificar para pensar.

En este nuevo libro se recoge una amplia selección de artículos y ensayos publicados por el autor en diarios y revistas (si bien la edición, y es una pena, no indica su procedencia). Parece, en efecto, que Vila-Matas siempre ha considerado este tipo de textos no como papeles sueltos o páginas accidentales, sino como parte misma de un proyecto total, ya esos escritos puedan tener la apariencia de un desvío o ya intuyamos en ellos el fundamento mismo de otras páginas centrales; de hecho, ya desde muy pronto (años 90), preparó el escritor libros similares a este, recordemos El viajero más lento, El traje de los domingos. Dice ahora en la presentación de Impón tu suerte:“En las orillas de mi obra narrativa, llevo tiempo escribiendo una obra paralela -artículos, conferencias, ensayos- que suele ensamblarse bien con el mundo de mis ficciones”. Y aun: “La obra sólo es una y dentro de ella todo está conectado”.

La mayoría de los textos aquí agrupados son breves y se mueven en torno al ámbito literario, encontramos así comentarios tanto sobre autores ya clásicos con los que la obra de Vila-Matas siempre ha dialogado (Robert Walser, Kafka, Melville, Joyce, Nabokov, Borges, Perec...), como acerca de otros contemporáneos bien acreditados (Coetzee, Lydia Davis, John Banville...), pero también sobre autores no tan conocidos (o muy jóvenes), a los que se presta una generosa atención, lo que el lector agradece especialmente, pues son pistas valiosas, abren expectativas. Por lo demás, sería inútil mencionar aquí otros, más nombres, porque el índice onomástico del libro ocupa unas veinte páginas; en cualquier caso, nada más lejos de Vila-Matas que el name-dropping, pues justamente una de las características más notable de estos artículos es que podemos notar cómo surgen, casi en directo, del contacto vivo de un lector excepcional con distintos libros y autores, del descubrimiento de lo nuevo, del regreso a las grandes obras; de modo que las reflexiones del escritor -siempre brillantes- no se proponen en ningún caso exhibir el saber propio (ciertamente, enciclopédico, admirable) sino explorar coordenadas, el mapa en el que ha nacido y se mueve su idea de la literatura y el arte, para proponer y defender, en suma, ese espacio compartido. Y todo ello puede hacerse más explícito en algunos ensayos de mayor extensión, como “El futuro” (discurso de recepción del Premio Rulfo, 2015) o “Beckett emocionante”, o en el aún más emocionante homenaje a Roberto Bolaño (“Los escritores de antes. Bolaño en Blanes, 1996-1999”), donde el recuerdo del amigo y de su valiente actitud ante la literatura y la vida hace añorar esa pasión, el riesgo, la soledad, la obsesión, la desesperación de los escritores de antes, y aborrecer por contra, en definitiva, “a los grises escritores competentes”, a aquellos que prefieren ser vistos que leídos, se instalan en la vulgaridad, convierten la literatura en un mero producto comercial, en “algo que es interesante, distinguido, esforzado, respetado, pero irremediablemente insignificante”.

Impón tu suerte ofrece así dos principales líneas de atención: por una parte, la impresionante enciclopedia del autor, un acercamiento a la literatura desde perspectivas inesperadas, en las antípodas de la seriedad, la infatuación y los modos profesorales, asociando ideas y hechos con agudeza, pudiendo traer así al primer plano los cordones de los zapatos de Jünger, las noticias del telediario o una mosca en la nariz de cualquiera; y por otra parte, la apasionada concepción de lo que la literatura y el escritor pueden significar en la sociedad actual. Estas dos líneas se cruzan a su vez entre sí, se entremezclan, configuran, en definitiva, el espacio de un autor, de una escritura -novela, artículo, ensayo- que no quiere ser mero pasatiempo sino poética interrogación; una escritura -hemos conocido a Bartleby, a Montano, a Dylan, a Mac...- que no pretende ser representativa de otra cosa, sino ser algo por sí misma, y, en consecuencia, repercutir en nuestra sensibilidad: mover a la alegría y al afán de conocimiento, a la indiferencia y al deseo de vivir. Algo así es a lo que llamamos arte.

mai IMPÓN TU SUERTE

Elisa Rodríguez Court

Mientras más me adentro en la obra de Enrique Vila-Matas, mayor es la sensación de grata oscuridad. Sumergirse en cualquier libro de este escritor es como navegar en alta mar sin nada a lo que aferrarse. Es descubrir que para la contemplación del vacío no se precisa ningún apoyo que engañe a la mirada. ¿De qué valdría estrechar los límites de la percepción para sentirse seguro en un mundo de naturaleza inexplicable? Con un estrechamiento de la capacidad perceptiva se encoge la conciencia y, por ende, se disipan las posibilidades de acercarse a otras formas de pensar.

Mientras más me adentro en la peculiar obra de Enrique Vila-Matas, más reconocible se vuelve ante mis ojos. A la vez me resulta inalcanzable, quizás porque está en permanente movimiento. Pretender abarcarla sería como proponerse ponerle cerco al océano en medio de alta mar. La obra de Vila-Matas se desborda por los lados y cuando crees haber arribado a algún área de confort, ya estás en un lugar diferente. Una zona de riesgo que te impulsa a seguir avanzando hacia adelante, brazada a brazada, sin descanso.

En la literatura de Vila-Matas todo parece repetirse con infinidad de variantes que convierten cada uno de los libros en algo nuevo y también distinto. Es la impresión que he tenido leyendo Impón tu suerte, libro recién publicado. Consiste en una colección de artículos, conferencias y ensayos, vivero importante del que se alimentan las novelas de Vila-Matas. Característico de este escritor es el continuo trasvase del ensayo a la narrativa, y viceversa, cuyo resultado es una obra única, genuina e inclasificable. En Impón tu suerte, cuyo bello título nació de un verso de René Char, Vila-Matas impone otra vez su suerte y abraza la felicidad dispuesto a exponerse al riesgo. Consigue, además, que los lectores respiren felizmente sus palabras en este libro: “Te sentirás a solas con los dioses, y cabalgarás la vida hasta la risa perfecta. Es la única batalla que cuenta.”


Este libro, que se sitúa en la tradición que inauguró en mi obra El viajero más lento (primero de los libros de corte ensayístico que publiqué), reúne ensayos, conferencias y más de cien artículos. Hay en él un gusto por el ready-made y por democratizar el pensamiento a la manera de Alberto Savinio, que mezclaba en un mismo ensayo profundas investigaciones sobre las sutiles complejidades de la mitología romana junto a, por ejemplo, una exaltada consideración de la figura de una cantante y striptease del Moulin Rouge, de París. Detrás de la forma que tenía Alberto Savinio de imponer su suerte de escritor estaba la idea, creo, de que todo es posible y por tanto todo está ahí y, por muchas divisiones que hagamos y barreras que le pongamos al campo, en realidad no hay fronteras y todo está conectado.

caféperecquiano
Tokio noche, foto de Teju Cole Por ver qué pasaba.

[Prefacio]

Partiremos de unas palabras de Coetzee que esta misma mañana pensé que debería grabar en una de las vigas de madera del techo de mi estudio, porque resumen a la perfección lo que pensaba yo mismo justo precisamente cuando las estaba leyendo. Ya se sabe: las citas tienen un interés especial, ya que uno es incapaz de citar algo que no sean sus propias palabras, quienquiera que las haya escrito: “Tengo que admitir que pierdo la paciencia leyendo ficción que no intenta hacer algo que no se ha intentado hacer nunca antes, preferiblemente con la ficción misma como forma de expresión” [...]

“No me dedico a la no ficción, ni al realismo negro ni sucio, ni a la maldita autoficción; el espacio en el que siempre me moví es simplemente el de la ficción, sin más. La ficción es ficción, pero como tal tiene más posibilidades de acercarse a la verdad que cualquier representación de la realidad. Con esta convicción he trabajado a lo largo de los años en mi obra narrativa, no moviéndome jamás del territorio de la literatura como invención, alejado de las historias verídicas o, como se dice ahora, de las historias basadas en hechos reales y que, como diría Nabokov, son un insulto al arte y la verdad. Pero en las orillas de mi obra narrativa, llevo tiempo escribiendo también una obra paralela en la que practico un genuino cruce de géneros que abjuran de sus límites para explorar un territorio liminar y al mismo tiempo bien custodiado y reconocible. En ese terreno inclasificable se concentra la esencia de Impón tu suerte. En estos textos se encuentra la idea de que todo está ahí, y que por muchas divisiones que hagamos y barreras que le pongamos al campo, la obra sólo es una y dentro de ella todo está conectado.”

Impón tu suerte contiene al mejor Vila Matas. Su esencia en pequeñas dosis. Una guía sobre lecturas sumergidas tanto de los grandes escritores como de los escondidos, los marginales, los olvidados. Una reflexión inteligente sobre el misterioso proceso de la escritura que se entrelaza con la vida de uno de los escritores contemporáneos más valientes, originales y rigurosos del panorama literario de nuestro tiempo.


CONTRAPORTADA

Richter. Annunciation after Titian. 1973
I LA ESCRITURA  
  1. El futuro
  2. Impón tu suerte
  3. Rigor y risa
  4. Peligros del primer lector
  5. Las citas descolocadas
  6. Imitadores y originales
  7. Historia de las primeras frases
  8. Por una biografía del fracaso
  9. Pensar sin represión
  10. Paseos con Teju  Cole
  11. Fracasa otra vez
  12. El brillo de lo auténtico
  13. El triunfo de Siri Hustvedt
  14. La vida según Hemingway
  15. Los escritores de antes (Bolaño en Blanes 1966-1999)
  16.  Violencia y traducciones


II LA LECTURA
  1. Un plato fuerte de la China destruida
  2. Juan Marsé 1. Chino en la intimidad
  3. Juan Marsé 2. Una obertura contundente
  4. La inteligencia de Renard
  5. Anatomía del desastre
  6. Por el dolor de llamar
  7. Kafka en tranvía
  8. Ceronetti en persona
  9. Un cochero dormido
  10. Melville y su chimenea
  11. Una novela no ”elefante”
  12. El loco Salinas
  13. Después de un dietario
  14. O’Brien sigue vivo
  15. La timidez como método
  16. Serás un personaje
  17. Ante Lydia Davis
  18. Echenoz en familia
  19. David Markson
  20. Ella fue Dadá
  21. Incluyentes y excluyentes
  22. Una vida de ventrílocuo
  23. Un Beckett destructor
  24. Los papeles de Bazlen
  25. Indecible, dijo ella
  26. Una enciclopedia irónica
  27. Bioy Casares, año 101
  28. La alegría del repetidor
  29. Dos grandes ensayistas mínimos
  30. Diez grandes que no lee nadie
  31. Por un saber discreto
  32. El diario de Alejandro Rossi
  33. No es Coetzee tan lacónico
  34. Calvino, treinta años después
  35. Tom MacCarthy, autor del Quijote
  36. Noticias de Pitol
  37. La muda china ha mudado
  38. Gombrowicz permanece
  39. Proust y los tranvías de México
  40. Comenzar en Zürau
  41. Harry Mathews
  42. Rilke según Zagajewski
  43. El imbécil genial
  44. De reputaciones poéticas
  45. Becket emocionante
  46. Una aventura realmente siniestra
  47. La admirable vida de Duchamp
  48. Un Bradbury perfecto
  49. Maupassant, un verdadero romano
  50. La brecha de Petersburgo
  51. Doctor Finnegans y Monsieur Hire
  52. El último Joyce
  53. La playa inglesa
  54. Al revés
  55. Dama de Porto Pim
  56. El naufragio por excelencia
  57. Modianesca
  58. Sobre todo, lean a Schwob
III LA MIRADA
  1. Algo por lo que recordarme
  2. Modo avión
  3. El facebook de Byron
  4. El gran fracasista
  5. Esas voces agoreras
  6. Nuestra salvación
  7. Todo pasó ya
  8. Propuesta de cambio
  9. Las entrevistas como invento
  10. A fuego lento
  11. Agitación en La Red
  12. Es solo un selfie, cariño.
  13. El día del hueso
  14. Pensamos
  15. Teorías inciertas
  16. Las simpatías interrumpidas
  17. Me acuerdo de Internet
  18. El fin de las conversaciones
  19. Víctimas sobreexpuestas
  20. Después de La Revolución
  21. Al margen de La Red
  22. El lector nuevo
  23. El espíritu de la escalera
  24. Ansia de ficciones
  25. Esperando al contratista
  26. Regreso a Locus Solus
  27. El factor Lichtenberg
  28. Protegiendo el secreto
  29. El antiguo arte de la fiesta
  30. El otro Vicente Rojo
  31. Viaje a Bastia
  32. Me senté y lloré
  33. Dirección animal
  34. Poesía Breaking Bad
  35. De Hipster a Hacker
  36. Tantas íntimas catástrofes
  37. Sobre contenidos políticos
  38. Fuera del santoral
  39. Educando mujeres correctas

IV. LA IDEA
  1. Grandes tarados sin sentimientos
  2. Metaliterario
  3. La mosca de Breaking Bad
  4. Del amor
  5. Los viajes andados
  6. Un Duchamp relajado
  7. El día de todo el mundo
  8. Lo que Dalí señaló
  9. Las entrevistas como invento
  10. Aquel día brutal
  11. Doctor Simpson y Mr Brodie
  12. Paradoja del biombo
  13. El factor Montevideo
  14. El peso del año
  15. Museos de un solo cuadro
  16. Ojeriza al criticado
  17. La manía de caernos del mundo
  18. ¡Velázquez!
  19. Un “odradek” del Ampurdán
  20. El caliqueño de Barthes
  21. Ni siquiera estamos
  22. De Petrarca a lo abominable
  23. La última librería latinoamericana
  24. El fondo eterno
  25. Música para malogrados
  26. Volver a Buñuel
  27. El sueño eterno
  28. Independencia individual.
eclipse
impón tu suerte
bastian schneider
mac y su contratiempo
marienbad électrique
porque ella no lo pidió
kassel no invita a la lógica
fuera de aquí
aire de dylan
en un lugar solitario
una vida absolutamente maravillosa
chet baker piensa en su arte
perder teorías
dublinesca
dietario voluble
y pasavento ya no estaba
exploradores del abismo
doctor pasavento
el viento ligero en parma
parís no se acaba nunca
aunque no entendamos nada
extrañas notas de laboratorio
el mal de montano
bartleby y compañía
desde la ciudad nerviosa
el viaje vertical
extraña forma de vida
lejos de veracruz
recuerdos inventados
hijos sin hijos
el viajero más lento
suicidios ejemplares
una casa para siempre
historia abreviada de la literatura...
impostura
la asesina ilustrada
 índice     autobiografía     obra     traducciones     premios     textos     la vida de los otros     recomendaciones     eventos     fotobiografía
www.enriquevilamatas.com